Blog

Cita con tu bienestar

Depresión postparto: cuando la maternidad duele

Image

Según estudios aproximadamente un 10 a 15% de las mujeres desarrollan depresión postparto, siendo uno de los trastornos más comunes en esta etapa. Después del parto empieza una de las etapas más emotivas y desafiantes tanto para la criatura como para la madre, el vínculo entre madre e hijo es uno de los aspectos que naturalmente se fortalece. No hay un instructivo para aprender a ser mamá, por ende, las experiencias se convierten en un manual de aprendizaje individual para las mamitas; dependiendo de muchos factores, desde el contexto, hasta la salud mental.

La depresión postparto es un trastorno emocional que afecta a algunas mujeres después de dar a luz. Se caracteriza por sentimientos de tristeza, ansiedad, agotamiento y desesperanza, que pueden influir significativamente en la capacidad de la madre para desarrollar el vínculo maternal con su bebé. Es importante reconocer que este trastorno no es únicamente desarrollar sentimientos de tristeza después del parto; es una condición médica que requiere atención psicológica inmediata.

Image

Existen algunos factores que contribuyen a la depresión postparto y estos pueden incluir cambios hormonales, recordemos que durante el embarazo los niveles de estrógeno y progesterona aumentan considerablemente a diferencia de la etapa del postparto, provocando cambios en el estado emocional; otros de los factores más comunes es la falta de sueño, el estrés y sobre pensar sobre los cuidados del pequeño. Los antecedentes personales o familiares de depresión, también influyen en el desarrollo de este trastorno. Aunque puede afectar a cualquier madre, algunas mujeres tienen un mayor riesgo, como aquellas con antecedentes psicológicos o complicaciones al momento de dar a luz.

Los síntomas de la depresión postparto pueden variar, todo depende de la intensidad y cuánto se prolongue la sintomatología, sin embargo, normalmente incluyen tristeza persistente, llanto, irritabilidad, pérdida de interés en actividades que solían ser placenteras, dificultad para conciliar el sueño o sueño excesivo, pérdida del apetito, ansiedad sensación de culpa, dificultad para concentrarse y en el peor de los escenarios pensamientos suicidas.

Es fundamental conocer que este trastorno no solo afecta a la mujer, sino que también puede traer consecuencias nada favorables para el bebé y el entorno familiar, teniendo en cuenta que el comportamiento de la madre con el pequeño, en muchos casos puede ser agresivo. La madre puede tener dificultades para establecer un vínculo afectivo con su hijo, llegando a afectar el desarrollo emocional y cognitivo del bebé. Además, de la cantidad de riesgos que puede influir negativamente en la relación de pareja, causando tensión familiar.

Image

Aunque muchas mujeres normalizan estos síntomas o prefieren sumergirse en la tristeza por temor a no ser escuchadas o no encontrar una solución; por fortuna existen opciones de tratamiento efectivos que pueden incluir terapia, medicamentos antidepresivos, grupos de apoyo, terapia emocional y nuevos hábitos de estilo de vida. Es importante que las mujeres que experimentan algunos de los síntomas de depresión postparto recurren lo antes posible a un especialista en salud mental, teniendo en cuenta que un diagnóstico y tratamiento temprano puede acelerar la recuperación. Si crees que estás desarrollando esta condición o conoces a alguien que pueda estar luchando con dicho trastorno no dudes en buscar apoyo y acompañamiento con un profesional de la salud, recuerda, cuando la salud mental está bien, la maternidad se disfruta de manera saludable.

Para más información consulta al Instituto para el Cuidado de la Mujer (607) 6380505 o 324 243 23 26 📩 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Hospital internacional de Colombia HIC Jpint Commission
Hospital internacional de Colombia

Chatbot y botón de pagos